1 2

miércoles, 31 de octubre de 2012

El uso de los muebles también se transforma

Un estudio del Sena revela que el ritmo de vida hace que nos relacionemos distinto con los espacios y su mobiliario. Las mascotas son protagonistas.

Por MARTHA ARIAS SANDOVAL | Publicado el 27 de octubre de 2012

Estrellita estira sus patas cómodamente sobre el sofá. Da la vuelta, se baja rápidamente del mueble, luego se vuelve a subir hasta sentirse totalmente cómoda.

Allí, como todas las tardes, toma su siesta mientras espera la llegada de su amo y amigo. La mascota es un miembro de la familia y como tal tiene un sitio en el hogar, y en muchas oportunidades, dispone a su antojo del mobiliario o tiene un mueble destinado para ella.

De acuerdo con Ana Isabel Maya Salazar una de las coordinadoras del Observatorio de Tendencias en el Mobiliario del Sena, muchas familias terminan regalándole muebles a las mascotas porque allí duermen. Otras prefieren cubrir el mobiliario para evitar que se deteriore.

Segundos usos
En algunas oportunidades, se adapta el mueble que existe para la mascota o también se dan los casos en que la persona compra un nuevo mobiliario y dona a su mascota aquel que no va a usar. Los segundos usos de los muebles, conocidos también como funciones adquiridas, o la función desobediente, son algunos de los aspectos que se resaltan del estudio adelantado por el Observatorio del Sena en la clase media del Valle de Aburrá.

Para Maya Salazar el análisis refleja por ejemplo, cómo se ubican las peceras en las mesas de las viviendas, mobiliario que inicialmente fue diseñado para otros usos.

Según el estudio el mueble muchas veces sirve para lo que el usuario necesita, no para lo que fue creado.

Al respecto de los segundos usos del mobiliario el arquitecto Santiago Gil , apunta: "cuando hay ausencias de estudio, el comedor se convierte en la sala de juntas del siglo 21. Si la familia tiene niños, es allí donde se hace el trabajo escolar".

Con los cambios en el mercado laboral, el comedor es el lugar donde se ubica el computador portátil, la tableta o los documentos a revisar, cuando el jefe del hogar trabaja desde el apartamento.

Los comedores están en los puntos más privilegiados de la casa, tienen la visual de entrada, de la sala y de la cocina, explica Santiago Gil .

De igual forma, los muebles de escritorio para el computador pasaron de ser el soporte para el ordenador, a elementos donde se ubican los muñecos, libros y el computador ya no está en ninguna parte porque fue desplazado por el portátil. Las personas siempre requerirán de un lugar para guardar y poner cosas y el mobiliario es una excelente alternativa, no importa de que tipo de mueble se trate, apuntó Gil.

Por su parte, la mesa de centro tiene capacidad de almacenamiento para las revistas, los peluches, los vinos, en fin, todo lo que nuestra imaginación y la oportunidad nos lo permita. "El valor estético como tal se ha ido perdiendo, se trata de un mueble con líneas simples que al interior albergue o pueda albergar objetos, indica Santiago Gil.

Los usuarios adaptan sus necesidades en torno a su ambiente y por ello, las repisas para colgar accesorios terminan siendo usadas como soporte para el DVD.

Ricardo Macías , miembro del departamento de diseño de Tablemac, explicó que algunos escritorios se usan como mesa para planchar.

La creatividad, los cambios tecnológicos y las necesidades que se presentan en el día a día, hacen que el mobiliario se use de una forma muy diversa, a veces muy diferente a la que fue pensada por su creador