1 2

lunes, 6 de agosto de 2012

En el SENA se premia el espíritu deportivo

Por estos días a nivel mundial se desarrolla uno de los acontecimientos más importantes a nivel deportivo, los Juegos Olímpicos que este año tienen su sede en Londres. Este certamen muestra a los deportistas más destacados del mundo, que compiten con gran tenacidad y destreza para alcanzar la tan anhelada presea dorada. El Centro Tecnológico del Mobiliario también, por estos días, premia la lucha y el espíritu ganador de sus aprendices.


Es así, que mientras en los Olímpicos se rompen marcas mundiales, en la oficina de Bienestar al Aprendiz, los deportistas del SENA rompen sus propias marcas y reciben sus medallas y trofeos que los acreditan como campeones y subcampeones del Torneo Deportivo 30 años, en celebración de las tres décadas que cumple el Complejo Sur.


“Lo mejor de ser campeón es que las personas te empiezan a reconocer, te felicitan y eso le produce a uno muchísima felicidad. Además este triunfo no es individual, sino de todo el equipo que participó en el torneo, es un triunfo de todo un equipo que se une a la celebración de los 30 años del Centro, para nosotros no puede haber una mejor celebración que ser campeones de fútbol”, comenta con una sonrisa tímida Carlos Andrés Hernández Romero, aprendiz de Análisis y Desarrollo de Sistemas del SENA.


Pero no solo los campeones estaban alegres, también los subcampeones, tal y como cuenta Cristóbal Quintero: “yo quise participar en este torneo para representar al SENA y celebrar sus tres décadas de existencia y aunque no fuimos campeones, nos sentimos orgullosos de haber representado al Centro de la mejor manera y quedar de segundos.


Y las más bullosas a la hora de animar, pero a su vez muy tímidas para recibir la medalla que las catalogaba como subcampeonas en fútbol sala del torneo fueron las mujeres, que con risas recibían la medalla de reconocimiento, “participamos en este torneo, porque es una forma de unir a los aprendices, de saber que podemos hacer cosas en equipo, además que se pasa muy chévere y una se divierte al máximo”, argumenta Katherine Orozco.


Con la participación de más de 100 personas entre instructores, aprendices y empleados del Centro Tecnológico del Mobiliario, el balance de este torneo fue muy positivo, “hubo una reactivación de toda la actividad deportiva en el Centro y en el Complejo Sur, demostrando que el deporte es uno de los factores principales de integración, de unión y de convivencia dentro de cada una de las sedes de la institución”, dice Christian Wolff, líder de Bienestar al Aprendiz del Centro.


Y así cada integrante de los equipos ganadores, partía con la responsabilidad de seguir siendo el mejor en su modalidad deportiva.